Navigation – Plan du site
Dossier. Venezuela, portrait d’une société au quotidien

Venezuela, espacio urbano y globalización

Nubis Pulido
p. 67-87

Résumés

Depuis le début des années 1980 et jusqu’à la fin des années 1990, la dynamique urbaine vénézuélienne a montré une diminution de l’importance relative de Caracas, et l’émergence de quatre villes « intermédiaires », lesquelles se profilaient en tant que centres les plus dynamiques de l’ensemble urbain ; elles recevaient les principaux investissements, devenaient aussi les plus autonomes du point de vue financier et politique, et elles avaient, en plus, une grande capacité pour s’établir en tant que leaders régionales, on les a appelées « villes intermédiaires ». Depuis, le Venezuela subit de nouvelles transformations : 1) une centralisation démesurée ainsi que l’intervention de l’État dans toutes les affaireséconomiques ; 2) des changements dans la politique extérieure et son rôle au niveau international ; 3) la tentative de l’État de changer le patron de distribution de la population et des investissements du territoire ; 4) enfin, la mise en place d’une politique, à l’orientation « socialiste », visant à transformer les dynamiques qui prévalaient dans tous les domaines de la société vénézuélienne.

Haut de page

Notes de l’auteur

Una versión preliminar de este trabajo fue presen- tado en el IX Seminario Internacional de la Red Iberoamericana de Investigadores sobre Globalización y Territorio (RII), celebrado en Bahía Blanca, Argentina, del 16 al 19 de mayo de 2006.

Texte intégral

  • 1 Denominación que surgiera en el marco del proyecto conjunto GRAL/CREDAL – ProyectoPIR-Villes – en F (...)

1Hoy, la movilidad de los capitales en el mundo globalizadohace del mapa mundial el mapa potencial para las inversiones. La selectividad espacial del capital contempla ahorala posibilidad de seleccionar nuevos lugares que en este contexto asomen ventajas comparativas y competitivas para asegurar su ampliación.Espacialmente, estas variaciones revelan, en la dinámica urbana, tendenciasdiferentes a las registradas hasta hace una época relativamente reciente(década de los sesenta), las cuales estuvieran caracterizadas por el predominiode las ciudades más grandes sobre el resto del conjunto urbano, bajo unafuerte estructura piramidal. Esto se manifiesta con la emergencia, al lado delas ya dinámicas grandes metrópolis, de nuevos espacios urbanos, esta vez demenores dimensiones poblacionales y areales. En particular, en AméricaLatina, ciertas ciudades medias se han convertido en espacios atractivos parael emplazamiento y desarrollo de nuevas actividades económicas con las exigencias que imponen los mercados actuales. De tal selectividad, estas ciudades derivan un mayor dinamismo, tanto demográfico como funcional y unamayor capacidad para integrarse a las redes que sobrepasan el cerco nacional, obteniendo así un rol protagónico en la organización de los espaciosnacionales; su diferenciación la establecemos con el nombre de ciudades“intermedias”1.

  • 2 Hay que aclarar que, en francés, ciudades medias e intermedias no son utilizadas como sinónimos. Se (...)

2Es necesario aclarar que la noción de ciudad media hace alusión a aspectos estáticos: peso, población, mientras que la noción de intermedia pretende, por el contrario, señalar la importancia de elementos dinámicos: la noción deestrategia, de lugar a conquistar, de espacio a construir, de posicionamiento aocupar, de mediaciones a suscitar entre los hombres, los capitales, de sinergiasa desarrollar [Gault, 1989]2.

3La etapa actual se caracteriza entonces por la inserción directa de algunas ciudades en las redes globales sin que sea necesaria la escala jerárquica previamente existente, en la cual la capital del país o la ciudad que concentraba el poder económico actuaba como centro de enlace obligado entre el resto de los centros o ciudades con el sistema internacional. Así, mientras se consolida la nueva lógica territorial, en la que la importancia de cada ámbito se mide por su grado de articulación al espacio de las redes, se desdibujan los rasgos del modelo anterior y ciertos territorios pierden su papel hegemónico, llegando a entrar a veces en decadencia, mientras que otros, antes secundarios o marginales, se convierten en protagonistas [Caravaca, 1999], siendo ésta la dinámica en la que emergen las ciudades intermedias.

4Incluso el Programa MOST (Management of Social Transformations) de la UNESCO reconoce esas transformaciones:

“Las ciudades intermedias constituyen nodos de la red territorial que configura el sistema urbano mundial, hoy en día fuertemente dirigido por la dinámica de la globalización económica. En una red territorial consolidada, éstas pueden ser centros regionales de equilibrio y de regulación, tanto desde el punto de vista demográfico como desde el económico, lo que puede tener un impacto sobre la reducción de la pobreza, la violencia y los perjuicios ecológicos en las grandes ciudades” [UNESCO,1999, p. 11].

Ciudades “intermedias” emergentes en Venezuela

  • 3 .Ciudad industrial por excelencia, capital administrativa del estado Aragua
  • 4 Principal puerto marítimo del país, centro industrial con la actividad petroquímica
  • 5 Centro de intercambio comercial mayorista, capital administrativa del estado Lara.
  • 6 Polo de desarrollo industrial, creado a partir de las ideas de F. Perroux y J. Friedmann - 1960 -, (...)

5En Venezuela, a partir de inicios de los años ochenta y hasta finales de la década pasada (años noventa), cuatro ciudades : Maracay3, Puerto Cabello4, Barquisimeto5 y Ciudad Guayana6, de entre las veintitrés áreas metropolitanas (así denominadas por el Instituto Nacional de Estadística), consideradas a estos efectos ciudades medias (con un tamaño entre 100 000 y un millón de habitantes), han sido objeto principal de las grandes inversiones públicas, lo que aunado a los efectos multiplicadores esto ha generado, las han convertido en importantes centros económicos del país. Ellas aparecen, conjuntamente con lacapital (Caracas) y las dos ciudades grandes (Maracaibo y Valencia), como loscentros privilegiados para el establecimiento de las inversiones, sobre todo deorigen extranjero, constituyendo los principales puntos de anclaje dentro delvasto tejido urbano, canalizando los mayores intercambios de inversiones, mercancías y población. Estas cuatro ciudades medias lucen como los centros urbanos de mayor autonomía relativa financiera y política, con respecto a la capitaldel país, para tomar decisiones que conciernan a su desarrollo. Por último, ellasmuestran una gran capacidad para polarizar el espacio y erigirse en líderes de susregiones [Pulido, 1999]. Es decir, se han erigido como ciudades “intermedias”.

6En esta investigación, la tipología de las ciudades venezolanas superiores a 100 000 habitantes fue establecida según el comportamiento de tres parámetros considerados básicos para definir ciudades intermedias, a saber: capacidad de intercambio, autonomía (financiera y política) y liderazgo (cuadro 1, figura 1).

7Estos factores resumen un conjunto de variables y subvariables tratadas en un índice compuesto, al que se ha llamado “indicador de intermedia”. Los detalles metodológicos seguidos a tales efectos han sido ampliamente expuestos [Pulido, 2001]. La emergencia de ciudades “intermedias” constituía entonces una de las tendencias más resaltante de la urbanización en Venezuela, según la referida investigación, desde inicios de los años ochenta y hasta finales de los años noventa.

Desde finales de los años noventa, Venezuela confronta otros cambios

8Al iniciarse la primera década del siglo XXI, Venezuela entra en un proceso de transformación político, social y económico (con la instauración de una nueva hegemonía política en la estructura de poder, tanto en el ejercicio político como en la administración de gobierno, a partir del liderazgo del presidente Hugo Chávez y del principal partido de gobierno, el Movimiento V República) que pudiera alterar la economía de las diferentes localidades y, con ello, el panorama que prevalecía hasta finales de los años noventa. Este proceso está vinculado a : 1) orientaciones políticas de retorno a viejas formas de excesiva centralización en la administración pública ; 2) amplia intervención estatista en la economía (paralización y reversión del proceso de privatización de las empresas públicas y un excesivo e improductivo gasto público) ; 3) cambios y cuestionamientos a la política económica externa que inciden en una contracción de las Inversiones Extranjeras Directas (IED) y en el desestímulo a las inversiones privadas ; y, 4) en materia territorial, el intento del Estado, al menos teóricamente, por generar una situación contraria a la tendencia histórica

Cuadro 1. Tipología de ciudades venezolanas de más de 100 000 habitantes

Cuadro 1. Tipología de ciudades venezolanas de más de 100 000 habitantes

Fuente : Pulido [1999, p. 57].

9respecto a la ubicación tanto de la población como de las inversiones. Estas transformaciones ocurren simultáneamente con unos aumentos excepcionales en los precios internacionales del petróleo, lo cual significa importantes ingresos fiscales adicionales al Estado venezolano y, con ello, nuevos esquemas de reparto de la renta petrolera.

10La tesis que aquí se sostiene es que esos cambios pudieran alterar el panorama bajo el cual emergían las ciudades “intermedias” y amenazar el rol de líderes regionales que bajo las condiciones precedentes habían alcanzado, o que, pese a conservar cierta ascendencia respecto al resto del conjunto urbano, éstaspudieran frenar el fuerte impulso que mostraban en los diferentes parámetrosy que les aseguraran el papel de privilegio relativo en el contexto urbano nacional. A tales efectos se propone hacer una revisión de esos cambios a fin de analizar sus posibles efectos en el contexto socio-espacial en el que se conformabanlas “ciudades intermedias”.

Figura 1. Ubicación geográfica de las ciudades “intermedias” en venezuela

La capacidad de intercambio

11Uno de los parámetros fundamentales para definir a las ciudades “intermedias” es la capacidad de intercambio, entendida como la posibilidad que tienen las ciudades para situarse como centros privilegiados para los intercambios en el vasto tejido mundial (o puntos de apertura hacia la internacionalización de los territorios de los cuales son motores). En Venezuela, la misma ha sido inferida a través de : 1) los montos y el comportamiento espacial de las inversiones extranjeras y el lugar de importancia que, como lugar de recepción, le concede la localización de dichas inversiones a una determinada ciudad ; 2) la capacidad que tienen dichas ciudades para acoger a las empresas exportadoras ; 3) el avance de la privatización en las empresas locales y la participación que en ello tuviera el capital de origen extranjero ; y 4) así como el grado de atracción que ejercen las ciudades sobre las inversiones privadas.

Cuadro 2. Intercambio comercial no petrolero en millones de dólares

Cuadro 2. Intercambio comercial no petrolero en millones de dólares

Cifras provisionales

Fuente : SIEX, publicado por venamcham.org.

12Al respecto, en los últimos siete años, una serie de cambios con tendencias inversas a las hasta entonces registradas, en el comportamiento de estas variables, permite suponer la direccionalidad de los mismos: el proceso deprivatización de las empresas públicas en Venezuela, que se implementaracon mayor fuerza en la década de los noventa, fue detenido dándose unavuelta a la intervención estatista en la economía. En este período los ingresos por concepto de exportaciones petroleras, con una tendencia marcada alalza de los precios del petróleo, está permitiendo un crecimiento apreciablede la economía, concediendo al gobierno la posibilidad de intervenir en laeconomía nacional por la vía del gasto público.

13Las inversiones extranjeras directas, por su parte, han tendido a bajar a lo largo de ese período (cuadro 2). A partir del año 2004 vuelven a mostrar un alza sin que las mismas se equiparen, sin embargo, con los montos iniciales.

14Es necesario tomar en cuenta el alto riesgo político e institucional que Venezuela supone para los inversionistas extranjeros (riesgo país), lo cual incide negativamente en su capacidad para atraer nuevas inversiones. El riesgo-país se mide por la diferencia entre el interés que pagaría Venezuela por un bono de deuda pública y el que ofrecería uno similar emitido por el Departamento de Tesoro de los Estados Unidos [Rojas, 2001]. Éste, si bien se mantiene por debajo del de Brasil y Argentina, no obstante presenta valores por encima de los de Colombia, Perú, México y Chile, entre los países latinoamericanos. Y es que la vigorosa posición de las reservas internacionales mostrada por el país desde 2004 se ha traducido en una importante disminución de los niveles de riesgo país desde 951 puntos básicos (pb) entre 1998-2001 hasta 215 pb en el 2006. Por lo que, mientras los precios internacionales del petróleo y el nivel de reservas internacionales se mantengan en los niveles actuales, el riesgo país no debería variar hacia una alza sustancial [Conapri, 2006].

  • 7 Elaborado por el Heritage Fundation y Wall Street Journal desde el año 1995.

15El Índice de Libertad Económica es otro indicador de desempeño7, el cual, a partir del análisis de ciertos factores (entre los que se incluyen el impacto de las leyes impositivas, las regulaciones, la intervención del gobierno en la economía, el respeto por el derecho de propiedad, la apertura a la inversión extranjera), permite medir el grado de libertad económica en los países o economías del mundo [Temas Públicos, 2006]. Según este indicador, Venezuela resultó uno de los países más reprimidos del planeta, juntocon Cuba y Libia [The Heritage Foundation y Dow Jones, 2006].

16Es probable que los indicadores anteriores estén en la base de la explicación del bajo nivel de competitividad de Venezuela en el contexto mundial. Ciertamente, Venezuela ocupó el puesto 82 entre 102 países en el ranking global para el período 2003-2004, debido a claras desventajas en sus políticas macroeconómicas e institucionales [Competitividad Andina, 2003]. Y elúltimo puesto (lugar 61) en el ámbito latinoamericano en el año 2006 [República de Colombia, 2006].

17Por otra parte, las exportaciones no petroleras mantienen un comportamiento casi constante, en tanto que las importaciones no cesan de aumentar, sobre todo en el sector correspondiente a los bienes intermedios (cuadro 3). Paralelo al discurso oficial de “desarrollo endógeno”, las importaciones directas del sector público se han incrementado de manera importante, principalmente a través de la Misión Mercal, concebida como una red de abastecimiento que ofrece alimentos de la cesta básica a precios bajos y sin intermediarios, sin cancelar aranceles, ni impuesto al valor agregado, sobre el precio de importación. Esto, por supuesto, actúa en desmedro de las industrias locales del sector privado.

Cuadro 3. Intercambio comercial no petrolero en millones de dólares

Cuadro 3. Intercambio comercial no petrolero en millones de dólares

Cifras provisionales

Fuente : BCV, publicado por venamcham.org.

18Este escenario se desenvuelve en un entorno energético nacional caracterizado por un alza continua de los precios internacionales del petróleo : el precio del barril alcanza en este período su máximo record histórico, habiendo ascendido desde 18 dólares/barril, hace apenas cinco años hasta acercarse hoy a los 60 dólares (cuadro 4).

19Respecto a la selectividad espacial de las inversiones, los resultados del estudio que realizara el Consejo Nacional de Promoción de Inversiones para el año 2005, a fin de evaluar el potencial de las ciudades más importantes del país como polos de atracción de capitales, a través del Índice de Atracción de Inversiones (IAI), muestra en su última edición que Caracas resultó la ciudad más atractiva para las inversiones, ubicándose a la cabeza del ranking, relegando a Valencia, capital regional, la cual, en sus tres estudios anteriores, había descollado como la urbe nacional más competitiva [CONAPRI, 2005].

Cuadro 4. Precios del petróleo, 1998-2006

Cuadro 4. Precios del petróleo, 1998-2006

Fuente: venamcham.org y veneconomía.com.

20Esto no significa que Caracas haya mejorado su nivel de competitividad enel escenario internacional, sino que las ciudades medias venezolanas se handebilitado. Esto parece confirmarse si se atiende a la evaluación realizada acuarenta ciudades latinoamericanas en términos de competitividad del sectorprivado y atracción para los negocios [América Economía, 2005], en dondeCaracas ocupa uno de los últimos lugares debido, entre otros aspectos, a susaltos índices de criminalidad y su posicionamiento débil en el mundo de losnegocios.

21Esto revela que los cambios en la vida económica del país han afectado a todas las ciudades de manera general, más aún, ello ha significado una reversión del proceso de valorización de las áreas urbanas, distintas a la metrópoli. En concreto, esto se traduce en una pérdida de competitividad de las ciudades intermedias emergentes.

Capacidad de autonomía

  • 8 Entre otros: el peso de los recursos producidos por el municipio y sus tendencias, el de los deven- (...)

22La autonomía es otro de los parámetros que definen la condición “intermedia” de una ciudad. Es entendida como la mayor capacidad que tienen las ciudades para producir y gerenciar sus propios recursos financieros (dependiendo cada vez menos de la administración central), en la búsqueda de un desarrollo autónomo y consensual que de prioridad a la satisfacción de las necesidades de sus comunidades. En el estudio de las ciudades intermedias [Pulido, 1999], la autonomía ha sido evaluada a través de un análisis de las cuentas de los municipios capitales8, y de las expresiones políticas que se deducen del comportamiento electoral en los diferentes períodos electorales.

23La descentralización también concede mayor autonomía a las ciudades. Por eso, el análisis de este parámetro exige revisar los avances de ese proceso. Hasta mediados de la década de los noventa, la descentralización facilitó, a las diferentes unidades territoriales, iniciar un camino hacia la búsqueda desu desarrollo en función de sus ventajas comparativas y de una mayor autonomía relativa financiera, administrativa y política, lo cual les permitiría posicionarse mejor en el contexto nacional.

  • 9 Esta asignación se financia con 20% de la regalía que retiene el gobierno central luego de los apor (...)
  • 10 Entre los estados y municipios se distribuye el 15 % de lo que se recauda por Impuesto al Valor Agr (...)

24Pero, con la paralización por parte de la actual administración, tanto del avance de la descentralización como de la búsqueda de crecimiento sin inflación y de la racionalización del gasto público, así como ante el fracaso del intento de apertura y de liberalización, esas tendencias parecen revertirse o sencillamente sobrevivir sin bases sólidas. En efecto, en el año 2000, el gobierno modificó dos de las leyes que rigen la asignación de recursos públicos a las unidades territoriales: la Ley de Asignaciones Especiales9 (LAE) y la Ley del Fondo Intergubernamental para la Descentralización10 (FIDES), sin que se incrementaran los porcentajes del presupuesto concedidos a través de esas asignaciones. En posteriores modificaciones a estas leyes, se estableció la reducción de estas asignaciones presupuestarias: se intentó disminuir a una cuarta parte los aportes al FIDES y dejar a discreción de la Asamblea Nacional y del Ejecutivo la porción de lo asignado para los años siguientes. Un año después (abril, 2001), se discutió una ley de Hacienda Pública Estatal (ANC) y una para el Fondo de Compensación Interterritorial, que sustituyeron a toda la legislación anterior en materia de distribución territorial.

  • 11 Fondo creado con los montos adicionales de ingreso petrolero, más allá de un cierto valor previsto (...)
  • 12 El Situado Constitucional es una partida incluida anualmente en el Presupuesto Nacional de Gastos P (...)

25La actual administración modificó la ley del Fondo de Inversiones para la Estabilización Macroeconómica11 (FIEM) para no hacer más aportes a partir de octubre del 2002. Contrario a lo anteriormente establecido en la Ley, fueron gastados todos los recursos represados hasta el 2003, exceptuando los de Petróleos de Venezuela (PDVSA), aún cuando el período ha sido de incremento de los precios del petróleo y su consecuente ingreso, y no de caída de los mismos. Junto a esto tenemos entonces que, por un lado, el gobierno ha limitado los mecanismos tanto del Situado Constitucional12, como el de la LAE, la FIEM, y el FIDES y por el otro, hace permanente e imprevisible los retardos en la entrega de las asignaciones a los estados y municipios [Rojas,2004]. Todo esto evidentemente afecta el desempeño de las diferentes unidades territoriales y en consecuencia sus posibilidades de desarrollo.

26La trayectoria de los aportes a las regiones desde 1998 hasta 2005 (cuadro 5), permite apreciar la evolución de dicho proceso.

Cuadro 5. Participación porcentual de la descentralización en el gasto total (millones de bolívares)

Cuadro 5. Participación porcentual de la descentralización en el gasto total (millones de bolívares)

Fuente: Rojas [2004]; OCEPRE. Ley de Presupuesto, 1992-1997; INAPRE [2006].

27La otra dimensión del componente autonomía aquí considerada está vinculada con el comportamiento político de las diferentes unidades territoriales. En la medida en que la orientación política de los gobiernos locales lesconceda manifestaciones de nuevas formas de poder, en oposición al podercentral, se supone que se traduciría en una mayor autonomía de estas áreas yen formas representativas del poder más plurales, es decir, más democráticas.

28El avance de la descentralización y la dinámica política que hasta finales de la década de los años noventa prevalecía en el país, hacía suponer que se transitaba desde una sociedad caracterizada por la concentración del poder político a otra de amplia distribución de este poder. Bajo este esquema, las ciudades intermedias acusaban un comportamiento político caracterizado por la predominancia de actores y agrupaciones con una mayor heterogeneidad y diversidad de intereses políticos y sociales, como lo reflejaran los resultados de las elecciones regionales [Pulido, 1999].

29Sin embargo, la dinámica petrolera en Venezuela introduce un elemento paradójico: los períodos más democráticos se corresponden con aquellos de crecimiento moderado o decrecimiento del ingreso petrolero, mientras que por el contrario, los menos democráticos, o de mayor concentración de poder, se asocian con períodos de mayor crecimiento de ese ingreso [Rojas, 2003].

30Hoy, ante el aumento del ingreso petrolero, debido a los incrementos en los precios internacionales, la tendencia parece repetirse, respondiendo al comportamiento cíclico, que vincula la renta petrolera con la concentracióndel poder. Esta concentración se traduce en el predominio del partido degobierno en la mayoría de las diferentes unidades administrativas comoresultara en los últimos comicios regionales (octubre de 2004).

31Este examen hace suponer que las ciudades intermedias encuentran hoy disminuido el abanico de posibilidades políticas y de negociaciones que habrían ganado con el avance de la descentralización, lo cual podría restarles dinamismo (haciéndolas menos autónomas, en todo caso, y más dependientes del poder central) para posicionarse en el nuevo contexto competitivo de la globalización.

Capacidad de liderazgo

32El último parámetro considerado para definir a las ciudades “intermedias” es el liderazgo, entendido como la capacidad que tendrían las ciudades para polarizar el espacio. Ello es evaluado a través de la existencia de ciertas actividades claves para el movimiento global de concentración urbana, tales como la industria, la investigación y la enseñanza superior, las cuales no sólo simbolizan la inserción de una ciudad dentro de una sociedad moderna, sino que le conceden también un poder económico cultural y político adicional que se traduciría por una más vasta influencia territorial. Pero a su vez, la educación e investigación incide en otro componente esencial de la competitividad, referido a los recursos humanos disponibles tanto en calidad de formación como en su capacidad de innovación y adaptación a los nuevos requerimientos de la producción globalizada.

33Con respecto a la dinámica experimentada por la actividad industrial venezolana, los efectos negativos de las actuales políticas económicas se pueden inferir a partir de los siguientes indicadores:

34Caída progresiva del índice de producción industrial [Boletín de Coyuntura Económica e Industrial, Febrero 2004]; este descenso ayuda a explicar porque el 58 % de las industrias venezolanas cerrara sus puertas entre1998 y 2003 [CONINDUSTRIA, 2004].

35Por esta misma razón, el empleo industrial se contrajo en 42 % en el mismo lapso [Globovision, 15 de octubre de 2003].

  • 13 Los miembros de cooperativas se incrementaron de 100 342 en 1996 a 177 052 en el 2005, lo que signi (...)

36El nivel total de desempleo después de haber alcanzado una tasa de19,2 %, en mayo de 2003 [DATANALISIS, 2004], disminuyó a 13,9 % alfinal del 2004. Al respecto, es necesario señalar que el descenso de esas cifrasparece responder a la incorporación de desempleados como beneficiarios delas llamadas misiones, incrementando de esta manera la población inactivaque no busca empleo porque está recibiendo alguna beca de las misiones, y alas cooperativas que adelanta la actual administración (cuadro 6)13.

Cuadro 6. Tasa de desempleo semestral, 1998-2005

Cuadro 6. Tasa de desempleo semestral, 1998-2005

Fuente: BCV y INE.

37Las ventas globales realizadas por el 55% de las Pequeñas y Medianas Empresas (PYMES), sufrieron una disminución apreciable en el 2003 y el 2004 [CONINDUSTRIA, 2004]. El índice de precios al consumidor ha variado en 225% entre 1998 y 2003, mientras que las remuneraciones sólo habían crecido en promedio un 99% en el mismo período [DATANALISIS, 2004]. El PIB per cápita, a precios constantes de 1984, ha descendido en un 15 % entre 1998 y 2002 (Banco Central de Venezuela). En consecuencia, se observa una profunda expansión de las actividades informales de la economía; en efecto, el empleo informal asciende a 53,60 % de la Población Económicamente Activa (PEA) en el 2003 [CONINDUSTRIA, 2004]. El empleo informal se incrementó de 49%, al cierre del 98, a 55% para finales del 2004 [VENAMCHAM, Febrero 2004].

38De manera general, después del 2004, los resultados económicos de Venezuela parecieran mostrar una recuperación que pudiera estar asociada a varias razones de peso : los elevados precios del petróleo por la coyuntura internacional, los cuales han impulsado un gasto público desmedido, el cambio en la base de comparación de los indicadores económicos y por último el cambio, en algunas categorías conceptuales, decididas por el gobierno central, a fin de que evidenciaran los efectos de las misiones u otras formas de reparto de la renta.

39Con respecto al cambio en la base de comparación, las cifras de crecimiento económico del período 1998-2004 han variado considerablemente luego de que el Banco Central de Venezuela cambiara el período de base para la medición del Producto Interno Bruto. El año considerado base para medir el valor constante de la producción de bienes y servicios del país era 1984, pero el BCV lo cambió a 1997 como nueva base de la comparación. Si bien estos cambios no producen grandes diferencias en materia de PIB petrolero (-2,4% para2004), sí lo hacen en el PIB no petrolero (8,3 %), alterando lo que hasta hace poco se pensaba era el desempeño económico de Venezuela [Santos, 2004].

40Estos indicadores, junto con los considerados en el parámetro de intercambio, permiten suponer un efecto negativo en las ciudades cuya actividad industrial les generaba dinamismo.

41Pero además, en el desarrollo de las economías actuales cobra una gran importancia la innovación. La ciencia y la tecnología se han constituido en el motor de aceleración del desarrollo y de las transformaciones económicas, convirtiéndose en una política central prioritaria. Esto ha llevado a que lasinversiones en infraestructura para la innovación se focalicen en universidades, centros de investigación, incubadoras de empresas e infraestructuras de tecno-logía. Por ello, algunas ciudades intermedias se proponen como estrategia dedesarrollo ser centros de innovación y desarrollo tecnológico, proporcionandoambientes que incentiven la creatividad y el intercambio, a través de equipamiento e infraestructura para desarrollar eventos de carácter internacional: culturales, científicos y deportivos, entre otros.

42Respecto a las actividades de investigación y de enseñanza superior, es necesario considerar que en el nuevo contexto de la globalización, la noción tradicional de formación universitaria parece cambiar bajo el influjo de la sociedad del conocimiento. No se trata ya solamente de un mayor acceso de los individuos a la formación superior, como un objetivo de democratización de la sociedad, sino sobre todo, de una herramienta más eficiente y globalizada para enfrentar la competitividad económica a través de la calificación profesional y la renovación tecnológica. Uno de los componentes esenciales de la competitividad de las ciudades está referido entonces a la disponibilidad de recursos humanos, tanto en calidad de su formación como en su capacidad de innovación y adaptación a los requerimientos de la producción globalizada. Ello depende, en una buena medida, de la acción estatal en materia de educación y de investigación pero también del rol del sector privado en cuanto a los mecanismos de formación de recursos e investigación y desarrollo de nuevos productos así como nuevas tecnologías y creación de empresas en los sectores dinámicos del modelo productivo actual [Blanco y Gurevich, 2002].

43En Venezuela, los cambios políticos recientes también han afectado la formación de recursos humanos. Tradicionalmente en el país han existido varios tipos de universidades : las autónomas, las experimentales y las privadas, a las que se agregan los institutos universitarios, politécnicos, pedagógicos, tecnológicos, eclesiásticos, militares, colegios e institutos universitarios, así como reconocidos centros de investigación tales como el Centro de Desarrollo Tecnológico de Petróleos de Venezuela (CIED), asociado al Instituto Tecnológico Venezolano de Petróleos (INTEVEP) y el Instituto Venezolano de Investigación Científica (IVIC), entre otros.

44En las universidades autónomas, recientemente se han manifestado unos elementos anti-autonomía vinculados al centralismo del actual régimen. Un ejemplo de ello lo constituyen algunas solicitudes, de parte de algunos miembros universitarios, para la intervención de éstas por parte del gobierno central. Esto se ha acompañado de otro hecho, muy concreto, vinculado con su presupuesto. Estas instituciones dependen, en más del 90%, de asignaciones presupuestarias periódicas provenientes del gobierno central. En los últimos años, estas asignaciones están siendo más irregulares de lo que alguna vez lofueran en el pasado, lo cual atenta contra su normal desempeño.

45De otro lado, las universidades experimentales poseían autoridades escogidas mediante un proceso de selección interna. En algunos casos, las comunidades universitarias de estas organizaciones elevaban al ministerio de Educación, de entre sus miembros, una lista de candidatos designables para que el Ejecutivo Nacional, a través de este ministerio, escogiera las autoridades. En su lugar, la actual administración intervino administrativamente a la mayoría de ellas, y ahora sus autoridades son designadas desde el gobierno central, en función de intereses meramente políticos. Estas universidades, que habían sido diseñadas para actuar en tanto que factores de desarrollo regional (por ejemplo Universidad Ezequiel Zamora, en Los Llanos Altos Occidentales ; Rómulo Gallegos en Los Llanos Centrales, Francisco de Miranda en la región semi-árida del Occidente venezolano, UNISUR en el Sur del Lago de Maracaibo ; la de Guayana con influencia al Sur del Orinoco), pierden tanto calidad académica como el rol protagónico en sus respectivas regiones para convertirse en instituciones politizadas.

46Las universidades privadas, por el contrario, están jugando un rol fundamental en la formación profesional de nivel superior, sobre todo en las grandes ciudades: Universidad Católica Andrés Bello, Metropolitana, Tecnológica del Centro y Rafael Belloso, son algunos ejemplos.

47Por otro lado, el INTEVEP constituía uno de los más importantes centros de investigación aplicada y de desarrollo tecnológico de Venezuela y de América Latina. Después de la participación de la mayoría de su personal en el paro petrolero general del 2002, sufrió las represalias del gobierno, el cual, bajo un supuesto programa de reestructuración, desmanteló este importante centro de investigación, así como a la filial de educación: Centro Internacional de Estudios y Desarrollo, CIED [Requena, 2003].

48Un destino incierto también es el que conoce el Instituto Venezolano de Investigación Científica (IVIC), ya que el componente político cobra un peso importante en las decisiones que le conciernen a esta organización, pudiendo prevalecer por encima de los criterios científicos y de excelencia. El recorte presupuestario es uno de los mecanismos implementados por el gobierno para intervenir tales instituciones, según declaraciones del investigador López Padrino, premio de la Sociedad Internacional de Neurología y Premio Fundación Polar14.

49Paralelamente, el gobierno crea, a mediados del 2003, la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV), la cual pretende ser una alternativa para los estudiantes excluidos de los sistemas de admisión de las universidades autónomas, experimentales y privadas. Ésta acoge a los estudiantes, sin mayores exigencias académicas, bajo un nuevo esquema de aprendizaje en carreras no tradicionales, orientadas hacia el trabajo con las comunidades, por lo que estauniversidad no pretende formar élites profesionales, sino cuadros comunitarios.

50Pudiera decirse que la orientación general que se le pretende dar a la educación superior en Venezuela hoy se resume en la paradoja: masificación versus excelencia. Bajo esta premisa, el sector de la educación superior y de la investigación se encuentra lejos de constituir la plataforma desde la cual se geste un proceso de innovación y modernización de las áreas que les permita a las ciudades ampliar sus influencias territoriales y enfrentar los retos económicos que plantea la globalización.

  • 15 Establece parámetros basados en la posibilidad de consumo de alimentos, bienes y servicios, por par (...)
  • 16 Evalúa la presencia en los hogares de variables como: niños en edad escolar que no asisten a las es (...)

51El entorno socioeconómico, cultural y ambiental es considerado por las empresas como un elemento importante para tomar decisiones de inversión. Sin duda, los entornos con mejores niveles de vida resultan recíprocamente más atractivos para el desarrollo de las actividades productivas, es una especie de circulo virtuoso [Castells, 1994]. En Venezuela, sin embargo, la pobreza urbana continúa incrementándose, a pesar de los gastos en materia social. Si se atiende a las cifras que arrojan los indicadores convencionales (Líneas de pobreza15, Necesidades Básicas Insatisfechas16), tradicionalmente utilizados por los organismos oficiales, esa tendencia signa esta etapa de la historia del país, lo que sugiere una disminución progresiva de la calidad de vida de la población. Ante esta situación, la actual administración planteó la necesidad de generar indicadores que mostraran tanto los avances en la gestión pública social, como el impacto de las misiones que adelanta, los cuales no eran ponderados por los métodos tradicionales. Es así como una comisión interinstitucional propuso un indicador denominado Índice de Bienestar Social, el cual, según fuera anunciado, presentaría de manera más armónica los resultados de los esfuerzos que adelanta el gobierno en materia de inclusión social [VENAMCHAM, Julio 2005]. Esta nueva modalidad de medición sí refleja una disminución significativa de la pobreza, en los valores presentados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), a partir del 2005 (cuadro 7). Si atendemos a las estadísticas publicadas por los organismos internacionales, éstos usan información nacional, es decir, también utilizan cifras “oficiales” y las presentan de manera homogénea para comparar los países. En razón de ello, el “velo de imparcialidad” que en ocasiones se le quiere endosar a estas cifras o métodos internacionales (por ejemplo al Índice de Desarrollo Humano del PNUD) no van más allá de la validez que tienen las propias cifras nacionales y, por otro lado, su utilidad específica suele sermás para comparar la situación entre países que para evaluar la situacióninterna de cada uno [España, 2006].

Cuadro 7. Indicadores de pobreza según universidad católica andrés bello y el instituto nacional de estadística

Cuadro 7. Indicadores de pobreza según universidad católica andrés bello y el instituto nacional de estadística

Fuente : Venancham.

La búsqueda del equilibrio territorial

52Desde la época precolombina, en un proceso que abarca ya casi seis siglos, el emplazamiento de la población y de las actividades económicas, en lo que posteriormente sería Venezuela, ocurrió en el área de mayor concentración actual de la población (proceso ampliamente estudiado: López, 1968; Chaves, 1974; Papail y Picouet, 1987; Amaya, 1999; Ríos, 2000). Ese proceso de configuración territorial privilegió la concentración de la población y las inversiones en las costas, en particular en la llamada zona centro-norte-costera. Es aquí donde se localizan las principales ciudades del país, incluido un corredor urbano de dimensiones megalopolitanas alrededor de la capital.

53Hasta los años noventa, la urbanización en Venezuela ponía de relieve no solamente la emergencia de cuatro ciudades intermedias, ante la pérdida de importancia relativa de la ciudad capital, sino la formación de un área de dimensiones megalopolitanas, que engloba e integra a dos de dichas ciudades junto con Caracas, capital administrativa, y a Valencia. Esto hacía que, además de servir a sus respectivas áreas de influencia y revitalizar de manera creciente sus economías, las ciudades “intermedias” de Maracay, Puerto Cabello (y, aun cuando un tanto más alejada físicamente, Barquisimeto), fueran llamadas a jugar un rol de complementariedad a la escala de la unidad espacial de la cual forman parte, la megalópolis centro-norte-costera [Pulido, 2004].

54Las actuales orientaciones de política territorial en Venezuela pretenden, al menos en el discurso, revertir este panorama bajo el cual el país se preparaba para insertarse en el contexto globalizado de la economía.

¿Nuevas propuestas territoriales?

55El Plan Nacional de Desarrollo Regional 2001-2007 generó un diagnóstico que atribuye al patrón de distribución concentrada de la población sobre el territorio la causa fundamental de los problemas del país en materia territorial [Ministerio de Planificación y Desarrollo, 2001], así como la gravedad de problemas tales como el estancamiento económico, las migraciones, la marginalidad, la pobreza y el deterioro ambiental. Todo lo cual afectaría sensiblemente el desarrollo del país.

56Este plan (2001: 9) propone como objetivo general: “Ocupar y consolidar el territorio de forma más equilibrada” mediante una estrategia de descentralización desconcentrada, la cual se apoya en los siguientes elementos:

57- Desarrollo de las Fachadas de Integración.

58- Fortalecimiento y desarrollo de Ejes de Desconcentración.

59- Fortalecimiento de la Dinámica Regional.

60- El Proyecto PAIS (Pueblos Agroindustriales Sostenibles) y SARAOS (Sistema de Aldeas Auto-Organizadas Sustentables).

61- Ley de Zonas Especiales de Desarrollo Sustentable (ZEDES).

¿Hacia dónde conducen las “nuevas” propuestas territoriales?

62La evaluación que se hace en este plan, sobre desequilibrio territorial y excesiva concentración de actividad económica y población, no es nueva, en planes precedentes ya se hacía referencia a esto. El nuevo plan, por tanto, no sugiere nada novedoso; sólo ratifica diagnósticos anteriores, atribuyéndole una causa (el neoliberalismo) que, a lo sumo, sólo puede haber reforzado la tendencia precedente [Rojas, 2001].

63Las estrategias socioterritoriales contenidas en el nuevo plan proyectan activar nuevos ejes de desarrollo en función de enormes inversiones públicas en áreas poco pobladas, mientras se desatienden aquellas que más lo requieren. Ello revela el desconocimiento de las fuerzas de la dinámica distributiva del ingreso petrolero y del poblamiento, las cuales continuarán atrayendo los recursos y la población hacia el centro.

64De los tres ejes de desconcentración definidos, el Orinoco-Apure, considerado el proyecto bandera por la actual administración, es quizás el más cuestionable, ya que su base territorial se sustenta en el desarrollo del sur del país, en las áreas menos pobladas, lo que implica la movilización de enormes recursos financieros y el desarrollo de nuevos sistemas de transporte, para intentar, sin garantía alguna, movilizar población e inversiones. Este proyecto ya había sido formulado y abandonado a mediados de los años ochenta, a raíz de la caída del ingreso petrolero, luego de constatar la imposibilidad de mantener la navegabilidad por los cauces de los ríos por más de seis meses al año.Con el nuevo plan, el gobierno pareciera ignorar los fracasos de proyectosprecedentes y con una orientación similar. Ejemplo de esto serían los programas de la Conquista del Sur del Orinoco, Áreas de Desarrollo RuralIntegrado (ARDI), el Integral de los Llanos Altos Occidentales (PIALLO), Ciudad Sucre (en la frontera) y el eje fluvial Orinoco-Apure.

65En definitiva lo que Venezuela, un país con más del 87% de la población viviendo en ciudades requiere, de manera urgente y por esta misma razón, es equipar a sus ciudades para asegurar una mayor calidad de vida a sus habitantes, viabilizar sus economías y concederles la posibilidad de una mayor autonomía, y no pretender bajo un esfuerzo voluntarista trasladar la población a lugares menos poblados, pues en su trayectoria histórica ésa nunca ha sido la tendencia, lo que conllevaría probablemente al fracaso inminente de tal política.

66De todo esto se desprende además que las actuales políticas territoriales, en Venezuela, están signadas por una carga ideológica antiurbana, donde las ciudades son vistas como centro de los males de la sociedad y, en contrapartida, se acaricia la idea romántica, nostálgica, harto idealizada, de la vida armónica en los pueblos y villas.

67El mito de una distribución de la población “equilibrada” sobre el territorio, creado a imagen de los modelos teóricos espaciales, ha sido abandonado hace largo tiempo por los ordenadores del territorio, incluso en los países que lo promovieran, ante la constatación de que ello no repercutía diferencialmente en el desarrollo económico y bienestar de la población. Estados Unidos es un buen ejemplo de ello con el 80% de la población en sus costas. En Venezuela, sin embargo, y pese a que no se especifique cuál es el precepto teórico que lo orienta, aún se insiste en tal equilibrio.

68Lo que se debiera lograr, en definitiva, es que junto con los planes de desarrollo regional, se le de prioridad a lo que reclaman las áreas a través del peso de sus habitantes, y en Venezuela, éstos se encuentran asentados en las ciudades, las cuales tienen una concentración espacial importante en el área centro-norte-costera.

69Más aún, se le debe conceder un tratamiento especial a aquellas ciudades más dinámicas, del sistema urbano, pues ellas constituyen los vehículos de integración del país en el contexto globalizado de la sociedad. Las ciudades “intermedias” venezolanas merecerían una consideración y tratamiento particular.

Como conclusión: nuevos acomodos espaciales

70Al ser afectadas, como lo evidencian los indicadores aquí expuestos, las actividades y dinámicas que en el pasado reciente estimularan y valorizaran de

71manera importante a las ciudades venezolanas, y particularmente a las ciudades “intermedias”, se puede inferir que éstas últimas resultan perturbadas en suscapacidades competitivas, es decir en sus capacidades de intercambio, autonomía,y liderazgo, o en su condición de “intermedias”, transformando así su situaciónde privilegio relativo de que gozaban en el contexto globalizado; con ello seredefinen, a su vez, nuevas tendencias en la organización del espacio y en la dinámica urbana en Venezuela, la cual apunta hacia viejas formas ya conocidas depredominio de la capital sobre el resto del conjunto urbano.

Haut de page

Bibliographie

Amaya Carlos, “Desarrollo Histórico del Sistema Urbano Venezolano: Modelos de Organización”, Revista Geográfica Venezolana, 40(2), 1999, p. 167-199.

Blanco Jorge, Gurevich Raquel, “Una Geografía de las ciudades contemporáneas: nuevas relaciones entre actores y territorios” in Alderoqui Silvia, Penchansky Pompi (comp.), Ciudad y Ciudadanos. Aportes para la enseñanza del mundo urbano, Buenos Aires, Paidós, col. “Cuestiones de Educación”, 2002, p. 67-93.

Caravaca Barroso Inmaculada, “Efectos de la globalización en el sistema urbano andaluz”, Estudios Regionales, nº 54, 1999, p. 291-307.

Castells Manuel, Hall Peter, Las tecnópolis del mundo. La formación de los complejos industriales del Siglo xx, Madrid, Alianza Editorial, 1994.

Chaves Vargas Luis Fernando, Proceso y patrón espacial de la urbanización en Venezuela durante el periodo 1961-1971, Mérida, ULA, IGCRN, 1974.

CONAPRI, Las ciudades más atractivas para invertir, Caracas, Gerencia de Comunicación de CONAPRI, 2005.

CONAPRI, Informe de inversiones, Caracas, Venezuela, 2006. Edición electrónica publicada en el sitio web: http://www.conapri.org/download/ Informe_Inversiones_2006.pdf.

España Luis Pedro, Las cifras de la pobreza en Venezuela. De las medias verdades a la utilidad verdadera, Caracas, Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales, Universidad Católica Andrés Bello, “Documento de trabajo”, 2006. Edición electrónica publicada en el sitio web : http://www.acuerdosocial.com/ download/cdt_256.rtf.

Gault Michel, Villes intermédiaires pour l’Europe ?, France, Syros Alternatives, 1989, 191 p.

López José Eliseo, Tendencias Recientes de la Población Venezolana, Mérida, IGCRN, Universidad de Los Andes, 1968.

Papail Jean, Picouet Michel, Des villes et du pétrole. Aspects historiques et prospectives des populations urbaines au Venezuela, France, Éditions de l’Orstom, 1987.

Pulido Nubis, Les Tendances récentes de l’urbanisation au Venezuela : le rôle des villes moyennes, Toulouse, Université de Toulouse-Le Mirail, Thèse de doctorat de géographie et aménagement (Inédit), 1999.

Pulido Nubis, “Emergencia de Ciudades ‘Intermedias’. Rasgo más resaltante de la Urbanización Venezolana actual. Procedimiento Metodológico para su Identificación”, Octavo Encuentro de Geógrafos de América Latina, Santiago de Chile, Marzo 2001.

Pulido Nubis, “Globalización y surgimiento de ciudades ‘intermedias’ en América Latina y en Venezuela”, Revista Geográfica Venezolana, vol. 45 (1), Mérida, Instituto de Geografía, ULA, 2004, p. 91-121.

República bolivariana de Venezuela, Ministerio de Planificación y Desarrollo, Plan Nacional de Desarrollo Regional 2001-2007, Caracas, diciembre 2001.

República de Colombia, Dirección de Productividad y Competitividad y Ministerio de Comercio, Industria y Turismo. Instituto Internacional para el Desarrollo Gerencial (IMD), Informe sobre el Anuario Mundial de Competitividad 2006, 2006.

Requena Jaime, “Desmantelamiento tecnológico en Venezuela”, Interciencia, vol. 28, nº 2, Caracas, febrero 2003, p. 65-67.

Ríos Josefina, Carvallo Gastón, Análisis histórico de la organización del espacio en Venezuela, Caracas, UCV-CDCH, 2000.

Rojas Andrés, “Contraste entre las tendencias de la dinámica político-territorial de Venezuela, sus planes de ordenamiento y el ingreso petrolero”, IV Congreso Venezolano de Geografía. Caracas, Caracas, 30 de mayo-1 de junio de 2001.

Rojas Andrés, “Influencias la péndula concentración-desconcentración del poder y el ingreso petrolero en las tendencias de la dinámica espacial de la Venezuela actual” in manero Fernando, pastor Antolín (Coord.), El Espacio Latinoamericano. Cambio económico y gestión urbana en la era de la globalización, Valladolid, Universidad de Valladolid, Editorial Valladolid, Secretariado de Publicaciones e Intercambio, 2003, p. 307-315.

Rojas Andrés, “Venezuela, una sociedad distributiva y sus particularidades”, Revista Geográfica Venezolana, vol. 45 (2), Mérida, ULA, 2004, p. 221-245.

Rojas Andrés, “Riesgo país sin revertir”, Dinero, 161, Edición XIII Aniversario, octubre 2001 (ed. electrónica: http://www.dinero.com.ve).

Santos Miguel Ángel, “Unidad para el Análisis Económico”, Reporte Trimestral, Dirección de Análisis eInformación, VENAMCHAM, 2004.

The Heritage Foundation y Dow Jones, Índice de Libertad Económica 2006, 2006 (ed. electrónica: http://www.consulta.com. mx/interiores/99_pdfs/14_entorno_i_pdf/20060110_IndLibEco_ExecutiveSummary. pdf).

UNESCO, Ciudades Intermedias y Urbanización Mundial, Ajuntament de Lleida, UNESCO, UIA, Ministerio de Asuntos Exteriores, 1999 (ed. electrónica: http://www.uiaarchitectes.org/image/PDF/CIUDADES.P DF).

Prensa electrónica y estadísticas diversas extraídas de sitios web

América Economía, nº 299, 2005. Especial Ciudades, Mayo 2005. http://www.americaeconomia.com/.

Competitividad Andina, nº 10, Nov. 2003. http://www.caf.com/.

http://www.Globovision.com/.

http://www.analitica.com/.

http://www.vivavenezuela.nl/.

Temas Públicos, nº 757, Enero 2006, http://www.lyd.org/.

CONINDUSTRIA, Confederación Venezolana de Industriales, 2004. Encuesta de Coyuntura Industrial; Boletín de Coyuntura Económica e Industrial, Febrero 2004, y otras estadísticas http://www.conindustria.org/.

VENAMCHAM, Cámara Venezolana Americana de Comercio e Industria. http://www.venamcham.org/.

DATANALISIS, Empresa de Investigación de mercados. http://www.datanalisis.com/.

CONAPRI, Consejo Nacional de promoción de inversiones. http://www.conapri.org/.

Haut de page

Notes

1 Denominación que surgiera en el marco del proyecto conjunto GRAL/CREDAL – ProyectoPIR-Villes – en Francia, para diferenciar a un tipo particularmente dinámico de ciudades medias.

2 Hay que aclarar que, en francés, ciudades medias e intermedias no son utilizadas como sinónimos. Se habla de ciudades medias (villes moyennes) en relación con la talla mediana, y de intermedias (villes intermédiaires) en tanto que enlace entre dos categorías distintas.

3 .Ciudad industrial por excelencia, capital administrativa del estado Aragua

4 Principal puerto marítimo del país, centro industrial con la actividad petroquímica

5 Centro de intercambio comercial mayorista, capital administrativa del estado Lara.

6 Polo de desarrollo industrial, creado a partir de las ideas de F. Perroux y J. Friedmann - 1960 -, ciudadmás importante del sur de Venezuela

7 Elaborado por el Heritage Fundation y Wall Street Journal desde el año 1995.

8 Entre otros: el peso de los recursos producidos por el municipio y sus tendencias, el de los deven- gados en la descentralización, la capacidad de inversión del gobierno local, la importancia relativa de los gastos en servicios sociales, etc.

9 Esta asignación se financia con 20% de la regalía que retiene el gobierno central luego de los aportes para el Situado Constitucional; un 70% va para los estados petroleros y un 30% para los no petroleros, se asigna a proyectos evaluables y se otorga según un rango de prioridades.

10 Entre los estados y municipios se distribuye el 15 % de lo que se recauda por Impuesto al Valor Agregado (IVA), en proporción a indicadores poblacionales y de pobreza que incluyen un Fondo de Compensación Interterritorial.

11 Fondo creado con los montos adicionales de ingreso petrolero, más allá de un cierto valor previsto para el barril de petróleo en el presupuesto nacional (15dólares/barril en el 2002). Una parte se asigna al gobierno central, otra a las gobernaciones y alcaldías y otra a PDVSA. Se prevé que se acumule en períodos de bonanza, represándolos para ser utilizados en períodos de caída del ingreso.

12 El Situado Constitucional es una partida incluida anualmente en el Presupuesto Nacional de Gastos Públicos equivalente a un porcentaje de los ingresos ordinarios (20%), se distribuye de acuerdo a un porcentaje fijo (30%) para los estados y un porcentaje proporcional a su tamaño poblacional.

13 Los miembros de cooperativas se incrementaron de 100 342 en 1996 a 177 052 en el 2005, lo que significa un incremento de 76,5%, porción que se sumara al empleo en el sector privado.

14 http://www.vivavenezuela.nl.

15 Establece parámetros basados en la posibilidad de consumo de alimentos, bienes y servicios, por parte de la población, de acuerdo a su capacidad adquisitiva.

16 Evalúa la presencia en los hogares de variables como: niños en edad escolar que no asisten a las escuelas, hacinamiento crítico, viviendas inadecuadas, viviendas sin servicios básicos y con alta dependencia económica

Haut de page

Table des illustrations

Titre Cuadro 1. Tipología de ciudades venezolanas de más de 100 000 habitantes
Crédits Fuente : Pulido [1999, p. 57].
URL http://cal.revues.org/docannexe/image/1697/img-1.png
Fichier image/png, 35k
Titre Cuadro 2. Intercambio comercial no petrolero en millones de dólares
Légende Cifras provisionales
Crédits Fuente : SIEX, publicado por venamcham.org.
URL http://cal.revues.org/docannexe/image/1697/img-2.png
Fichier image/png, 13k
Titre Cuadro 3. Intercambio comercial no petrolero en millones de dólares
Légende Cifras provisionales
Crédits Fuente : BCV, publicado por venamcham.org.
URL http://cal.revues.org/docannexe/image/1697/img-3.png
Fichier image/png, 13k
Titre Cuadro 4. Precios del petróleo, 1998-2006
Crédits Fuente: venamcham.org y veneconomía.com.
URL http://cal.revues.org/docannexe/image/1697/img-4.png
Fichier image/png, 18k
Titre Cuadro 5. Participación porcentual de la descentralización en el gasto total (millones de bolívares)
Crédits Fuente: Rojas [2004]; OCEPRE. Ley de Presupuesto, 1992-1997; INAPRE [2006].
URL http://cal.revues.org/docannexe/image/1697/img-5.png
Fichier image/png, 19k
Titre Cuadro 6. Tasa de desempleo semestral, 1998-2005
Crédits Fuente: BCV y INE.
URL http://cal.revues.org/docannexe/image/1697/img-6.png
Fichier image/png, 11k
Titre Cuadro 7. Indicadores de pobreza según universidad católica andrés bello y el instituto nacional de estadística
Crédits Fuente : Venancham.
URL http://cal.revues.org/docannexe/image/1697/img-7.png
Fichier image/png, 18k
Haut de page

Pour citer cet article

Référence papier

Nubis Pulido, « Venezuela, espacio urbano y globalización », Cahiers des Amériques latines, 53 | 2006, 67-87.

Référence électronique

Nubis Pulido, « Venezuela, espacio urbano y globalización », Cahiers des Amériques latines [En ligne], 53 | 2006, mis en ligne le 31 janvier 2013, consulté le 21 octobre 2017. URL : http://cal.revues.org/1697 ; DOI : 10.4000/cal.1697

Haut de page

Auteur

Nubis Pulido

Les tendances récentes de l’urbanisation au Venezuela. Le rôle des villes moyennes (Université de Toulouse II – Le Mirail), Nubis Pulido est gégraphe et professeur à l’Universidad de Los Andes (Mérida). Ses principales lignes de recherche concernent la géographie urbaine et les systèmes urbains régionaux. Parmi de nombreux travaux, elle a notamment publié « El Espacio urbano latinoamericano y la globalización. Emergencia de ciudades ‘intermedias’ y nuevos cambios en Venezuela » (in América Latina : cidade, campo e turismo, Buenos Aires, Editorial CLACSO, 2006).

Haut de page

Droits d’auteur

Creative Commons License
Les Cahiers des Amériques latines sont mis à disposition selon les termes de la licence Creative Commons Attribution – Pas d’utilisation commerciale – Pas de modification 4.0 International.

Haut de page
  • Logo DOAJ – Directory of Open Access Journals
  • Logo CNRS – Institut des sciences humaines et sociales
  • Logo Presses Sorbonne Nouvelle
  • Logo Institut des Hautes Études de l’Amérique latine
  • Logo Centre de recherche et de documentation sur les Amériques
  • Revues.org